Trump se niega a testificar en el juicio político inconstitucional


Los abogados de Trump ridiculizaron la solicitud en una carta del fiscal principal de la Cámara, Jamie Raskin, para responder preguntas sobre el ataque del 6 de enero al Capitolio de Estados Unidos como un “truco de relaciones públicas”.

Ex-presidente Donald Trump se negó el jueves a testificar en su inminente juicio político después de que los fiscales de la Cámara de Representantes lo llamaran a declarar, calificando el proceso de “inconstitucional”.

Los abogados de Trump ridiculizaron la solicitud en una carta del fiscal principal de la Cámara, Jamie Raskin, para responder preguntas sobre el ataque del 6 de enero al Capitolio de Estados Unidos como un “truco de relaciones públicas”.

“Su carta solo confirma lo que todos saben: no puede probar sus acusaciones” contra Trump, dijeron los abogados Bruce Castor y David Schoen en su respuesta.

Si bien los abogados no dijeron si testificaría, un asesor principal de Trump, Jason Miller, dijo rotundamente que no lo haría.

“El presidente no testificará en un proceso inconstitucional”, dijo Miller a la AFP.

El juicio abre el martes

La negativa se produjo cinco días antes de que se inicie en el Senado de los Estados Unidos el juicio del exlíder estadounidense por un cargo de acusación de “incitación a la insurrección”.

En su segundo juicio político sin precedentes, Trump es acusado de fomentar el ataque de sus partidarios a la legislatura estadounidense hace un mes, obligando a detener los procedimientos para certificar al oponente. Joe BidenVictoria en las elecciones presidenciales de noviembre.

Raskin le había pedido a Trump, quien ha mantenido sin evidencia que Biden ganó mediante un fraude masivo, que testifique en algún momento de la próxima semana, antes o durante el juicio.

Dijo que Trump, que ahora vive en su resort de Florida Mar-a-Lago, tenía pocas excusas para evitar testificar y ya no podía afirmar que estaba demasiado ocupado supervisando el país, como lo estaba en la posición de la Casa Blanca cuando aún era presidente.

Raskin también advirtió que si Trump se negaba, se consideraría que respalda la evidencia en su contra.

“Si rechaza esta invitación, nos reservamos todos y cada uno de los derechos, incluido el derecho a establecer en el juicio que su negativa a testificar respalda una fuerte inferencia adversa con respecto a sus acciones (e inacción) el 6 de enero de 2021”, agregó.

Asalto al Capitolio

La carta de Raskin y la respuesta establecen las líneas de batalla para el juicio político nunca visto de un presidente después de que deja el cargo.

Los fiscales demócratas de la Cámara, o administradores de juicio político, dicen que el líder republicano fue “singularmente responsable” del ataque al Capitolio, que dejó cinco muertos.

“En una grave traición a su juramento en el cargo, el presidente Trump incitó a una turba violenta a atacar el Capitolio de Estados Unidos”, dijeron.

Pero el equipo de Trump argumentó en una presentación el martes que todo lo que Trump dijo en los días y horas antes del ataque para alentar a los partidarios a rechazar la victoria electoral de Biden equivalía a la libertad de expresión protegida constitucionalmente.

Y declararon inconstitucional enjuiciar a un expresidente en el Senado.

‘Lucha como el infierno’

El ataque del 6 de enero continúa resonando en Washington. Los fiscales han acusado a unas 180 personas en los ataques, según un recuento del Programa de la Universidad George Washington sobre extremismo, y cientos más están bajo investigación.

El Departamento de Justicia ha sugerido que podrían construir un caso de conspiración sediciosa de algunos grupos de extrema derecha que apoyan a Trump en el ataque.

En un mitin en la Casa Blanca pocas horas antes del ataque, Trump alentó a sus partidarios a rechazar los resultados de las elecciones ya “luchar como el infierno”.

Si bien los demócratas harán de esas declaraciones el centro de su caso, los abogados de Trump se centrarán en la cuestión de la constitucionalidad.

Eso podría provocar su absolución. La condena requiere el apoyo de dos tercios de los 100 senadores, que actúan como jueces y jurados en el juicio.

Pero la semana pasada, 45 de los 50 senadores republicanos dejaron en claro en una votación que creen que juzgar a un ex presidente es inconstitucional.

.



Source link