Se insta al presidente de Panamá a vetar la enmienda anti-gay de la ley de adopción


Activistas en Panamá han instado al presidente del país a eliminar dos disposiciones de un proyecto de ley que evitaría que las parejas del mismo sexo adopten niños.

La Asamblea Nacional de Panamá aprobó el 3 de marzo el Proyecto de Ley 120, que reformaría el sistema de adopción del país.

El artículo 22 del proyecto de ley establece que un hombre y una mujer “unidos en matrimonio o en matrimonio de hecho durante un mínimo de dos años” pueden adoptar un niño. La Prensa, un periódico panameño, señala que el artículo 26 del proyecto de ley permitiría las adopciones conjuntas “cuando las personas sean cónyuges o en matrimonio de hecho y sean de diferente sexo”.

La Fundación Iguales, un grupo panameño de derechos LGBTQ, y otros grupos de defensa en una carta abierta al presidente Laurentino Cortizo Cohen lo instaron a vetar los artículos 22 y 26 del proyecto de ley antes de firmarlo.

“Es deber del gobierno asegurar el fiel cumplimiento de nuestra Constitución Nacional sin (extender) privilegios a un grupo a expensas de otro, y cumplir con los compromisos internacionales de derechos humanos, que se basan en la dignidad y el bienestar de las personas , sin ningún tipo de distinción ”, reza la carta.

“Planteamos esta solicitud para enmendar las recientes reformas de la Ley de Adopciones”, agrega.

El presidente de la Fundación Iguales, Iván Chanis Barahona, dijo el jueves a Blade durante una entrevista de WhatsApp desde Panamá que los legisladores presentaron el proyecto de ley después de que surgieron informes que indicaban que niños y personas mayores sufrieron abuso físico y sexual en hogares administrados por el gobierno.

Chanis le dijo al Blade que la ley de adopción anterior del país no incluía referencias específicas de género a las parejas casadas.

Dijo que los dos legisladores anti-LGBTQ que introdujeron los artículos 22 y 26 vieron “un futuro donde el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal” en Panamá. Chanis le dijo al Blade que el proyecto de ley no se publicó en línea antes de la votación y que algunos legisladores no leyeron el proyecto de ley 120 antes de votarlo.

“Esta fue una ley presentada en medio de este escándalo”, dijo. “En menos de 24 horas lo modificaron y lo aprobaron”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Human Rights Watch se encuentran entre los grupos que han expresado su preocupación por el proyecto de ley. Cortizo, por su parte, no ha dicho públicamente si vetará los artículos 22 y 26 antes de que firme la medida.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos en 2012 falló a favor de Karen Atala, una jueza lesbiana de Chile que perdió la custodia de sus tres hijas a su exmarido debido a su orientación sexual. La decisión histórica sentó un precedente legal en toda América Latina.

El mismo tribunal, que tiene su sede en Costa Rica, en 2018 emitió otro fallo histórico que reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo y los derechos de las personas transgénero. El gobierno panameño anunció que cumpliría con la decisión.

La Organización de los Estados Americanos, que tiene su sede en DC, creó un tribunal en 1979 para hacer cumplir las disposiciones de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Panamá se encuentra entre los países que actualmente reconocen la convención.

Chanis le dijo al Blade que su grupo “no está en contra” del proyecto de ley de adopción, pero agregó que “no se puede privar a los niños del derecho a tener una familia discriminando quiénes son sus madres y sus padres. Es discriminatorio y va en contra del interés superior del niño ”. Chanis agregó que la medida aprobada por la Asamblea Nacional viola el derecho internacional.

“Es un revés para los derechos humanos en el país”, dijo.

.



Source link