Privacidad, estabilidad y soberanía monetaria: Banco Central de la UE


En una era de mayor interés en las criptomonedas, tanto los artículos no regulados, como Bitcoin, como las “monedas estables”, los gobiernos de todo el mundo están buscando formas de mantenerse al día con las tendencias modernas. Varios bancos centrales están explorando actualmente la idea de introducir monedas digitales soberanas.

La introducción de un euro digital, si ocurre, tendrá un impacto positivo tanto en los consumidores como en los gobiernos, sugirió un miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), Fabio Panetta en una entrevista con el Financial Times. El miembro de la junta puso un fuerte énfasis en que el euro digital proyectado pueda proteger mejor los datos privados de los consumidores que cualquier “moneda estable”, una criptomoneda de emisión privada respaldada por activos reales, a diferencia de las descentralizadas como Bitcoin.

“Si el banco central se involucra en los pagos digitales, la privacidad estará mejor protegida[…]porque no somos como empresas privadas. No tenemos ningún interés comercial en almacenar, gestionar o monetizar los datos de los usuarios ”, subrayó el consejero del BCE.

Según Panetta, el BCE cree que la principal preocupación de las personas cuando se trata del euro digital es la erosión de la privacidad. Afirmó que, a diferencia de las criptomonedas establecidas de forma privada, como FacebookDiem, la moneda estable planificada, ninguna persona en la cadena de transacciones tendrá acceso a la información completa sobre la transacción, lo que significa que nadie podrá fijar fácilmente una transacción específica a una persona.

Añadió que las transacciones más pequeñas de hasta 70 o 100 euros serán completamente anónimas ya que se realizarán a través de una conexión Bluetooth entre dos dispositivos. Sin embargo, las transacciones más grandes tendrán cierto nivel de supervisión gubernamental para evitar el uso del euro digital, una versión electrónica de la moneda de la UE, para el lavado de dinero y otras actividades ilícitas.

“Un pago se puede reconstruir [after the event] si la policía quiere evaluar si ha habido alguna actividad ilícita ”, explicó Panetta.

‘Amenaza’ a la soberanía monetaria de la UE

En contraste con el euro digital planeado, las criptomonedas descentralizadas como Bitcoin o Ethereum, ya brindan un anonimato completo para ambos lados de la transacción, independientemente de su tamaño, al menos hasta el punto antes de que una persona decida convertir su criptomoneda en un banco central ordinario emitido. divisa. Esta es la razón por la que las criptomonedas no reguladas han sido favorecidas recientemente por aquellos involucrados en actividades delictivas, como el tráfico de drogas o el ransomware, y por qué muchos gobiernos de todo el mundo, así como el BCE, han considerado formas de contrarrestar las criptomonedas descentralizadas, desde prohibiciones absolutas hasta ofertas. una alternativa centralizada.

“Si la gente quiere pagar digitalmente y no les ofrecemos un medio de pago digital, alguien [else] haría eso ”, elaboró ​​Panetta.

El surgimiento y la creciente popularidad de las criptomonedas no reguladas se perciben como una “amenaza” que puede socavar la soberanía monetaria de la UE, afirmó el miembro de la Junta Ejecutiva del BCE. El euro digital podría convertirse en la respuesta del banco central a este desafío, explicó.

Sin embargo, su introducción no es un hecho ya que las discusiones aún están en curso. Los bancos comerciales se oponen a la iniciativa, que esperan un éxodo del dinero de los clientes a favor de los tokens en euros digitales. Tal escenario podría desencadenar una crisis debido a la pérdida de liquidez. Fabio Panetta, sin embargo, asegura que el BCE no permitirá que el euro digital socave demasiado la estabilidad de los bancos comerciales. Una de las formas planificadas de hacerlo es limitando la cantidad de euros que una persona puede guardar en su billetera digital a 3.000 o incentivando a las personas a no tener sumas por encima de ese límite, dijo el miembro de la junta del BCE.

.



Source link