Los piratas informáticos exigen 70 millones de dólares para restaurar datos de cientos de


Según los informes, los ciberdelincuentes que se cree que están detrás de un ataque devastador que dejó a cientos de empresas en todo el mundo fuera de línea han exigido 70 millones de dólares para restaurar los datos que están reteniendo como rescate.

La demanda se publicó en un blog de ‘web oscura’ el domingo, informó Reuters. El blog es “utilizado habitualmente” por la banda de delitos informáticos REvil, que los investigadores de ciberseguridad creen que son responsables del último ataque, así como de un ataque en mayo contra JBS, la corporación de procesamiento de carne más grande del mundo.

El ataque de la semana pasada tuvo como objetivo Kaseya, una plataforma de gestión de TI remota. Se congelaron los datos de cientos de clientes de Kaseya en los EE. UU., Canadá, el Reino Unido y en todo el mundo, con efectos en cadena para los clientes en algunos casos. La cadena de supermercados sueca Coop se vio obligada a cerrar las 800 tiendas el sábado, ya que el ataque había desconectado sus cajas registradoras.

La Casa Blanca anunció el domingo que el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional “se comunicarán con las víctimas identificadas para brindarles asistencia”. presidente Joe Biden, que ha acusado anteriormente a Rusia de estar detrás de ataques similares, dijo a los periodistas que “no está seguro de que sean los rusos” y está esperando que las agencias de inteligencia de Estados Unidos investiguen.

Estados Unidos ha culpado anteriormente a Rusia de numerosos ataques cibernéticos a la infraestructura y el comercio estadounidenses. La administración Biden sancionó a Rusia en abril, en parte por su supuesta participación en el hackeo de SolarWinds del año pasado. Aunque Biden no acusó a Moscú de participación directa en un ciberataque contra el suministro de combustible de Estados Unidos en mayo, sí insistió en que tenía “cierta responsabilidad”, ya que los piratas informáticos supuestamente habían estado operando desde un país de habla rusa.

También se ha culpado a Beijing. Microsoft afirmó en marzo que había capturado a piratas informáticos chinos “patrocinados por el estado” entrando en sus servidores de correo electrónico, y los investigadores de ciberseguridad han acusado al estado chino de estar involucrado en múltiples ataques desde entonces, incluido uno en la red de transporte público de Nueva York.

Moscú y Pekín han negado sistemáticamente las acusaciones estadounidenses de participación en el ciberdelito.

En un comunicado el viernes, la Embajada de Rusia en Washington expresó su esperanza de que Estados Unidos “abandone la práctica de acusaciones infundadas y se concentre en el trabajo profesional con expertos rusos para fortalecer la seguridad de la información internacional”.

.



Source link