Líder del clan narcotraficante testifica que sobornó al presidente hondureño con


Un líder de un clan de narcotraficantes hondureño testificó en un tribunal de Nueva York el jueves que pagó al presidente hondureño Juan Orlando Hernández 250.000 dólares en sobornos para asegurar contratos con el gobierno, así como protección contra captura y extradición a Estados Unidos.

El dinero, que fue pagado en 2012 cuando Hernández era presidente del Congreso de Honduras, fue entregado en efectivo a la ahora fallecida hermana del presidente, Hilda, líder del clan de los narcotraficantes Los Cachiros que testificó en el juicio del presunto narcotraficante Geovanny Fuentes Ramírez. .

“Fue por protección para que ni el ejército ni la policía preventiva nos arrestaran a mí ni a mi hermano en Honduras y para que no nos extraditaran a Estados Unidos”, dijo Devis Leonel Rivera Maradiaga.

Hernández, quien figura como co-conspirador en la acusación de Fuentes Ramírez, ha negado repetidamente cualquier participación en el tráfico de drogas. Fuentes Ramírez se declaró inocente el lunes.

Rivera hizo un trato con la Administración de Control de Drogas en 2013 y se entregó unos dos años después, después de que Estados Unidos sancionara a las empresas fantasmas que Rivera dijo que poseía.

Rivera dijo que el dinero pagado a Hernández también era para asegurar que el gobierno continuaría otorgando contratos para la construcción de carreteras para “continuar lavando dinero del narcotráfico”.

También dijo que pagó al expresidente Mel Zelaya medio millón de dólares en 2006 para que nombrara a su primo para el cargo de ministro de Seguridad, nombramiento que nunca llegó a concretarse.

Zelaya negó la acusación.

“Una prueba irrefutable de que nunca recibí un soborno fue que nunca nombré a un ministro del crimen organizado o bajo presión de la embajada de Estados Unidos”, dijo en Twitter.

En nuevas revelaciones adicionales, Rivera dijo que pagó al actual vicepresidente y entonces candidato presidencial Ricardo Álvarez $ 500,000 a cambio de protección contra arresto o extradición. Alvarez habría prometido eliminar la ley de extradición entre Estados Unidos y Honduras en caso de que fuera elegido.

“Me sentí preocupado porque la DEA y el tribunal de Nueva York me mencionaron a mí ya mi hermano y no mencionaron a los políticos corruptos del narcotráfico a quienes habíamos sobornado”, dijo. “No mencionaron a la policía ni al ejército que trabajaba con nosotros”.

.



Source link