La mujer le compró algo de comida al mendigo, un minuto después le dio


Vivimos en un mundo donde las personas no son iguales. Hay pobres y hay ricos, y la diferencia entre ellos existirá para siempre. Hay gente que vive en la calle.

Algunos de ellos eligieron esta vida por sí mismos, a otros les gustaría llevar una vida normal, pero la sociedad no se lo permite.

Lamentablemente muchas personas no tienen casa, por eso tienen que vivir en la calle, dormir en los bancos del parque y comer lo que encuentran en la basura o lo que les dan otras personas. A menudo, no eligen ese destino.

Hay personas que miran a los pobres con desprecio, también hay personas que pueden cambiar su vida con una buena acción.

.



Source link