Haití pide a Estados Unidos y la ONU que envíen tropas para estabilizar el país


“Durante una conversación con el secretario de Estado de Estados Unidos y la ONU hicimos esta solicitud”, dijo a la AFP el ministro de elecciones, Mathias Pierre.

Haití ha pedido a Washington y la ONU que envíen tropas para ayudarlo a asegurar sus puertos, aeropuerto y otros sitios estratégicos después del asesinato del presidente Jovenel Moise, dijo el viernes un ministro de gobierno.

Estados Unidos ya ha dicho que enviará al FBI y otros agentes a Puerto Príncipe, dos días después de que Moise fuera brutalmente asesinado por hombres armados en su casa, abriendo un vacío de poder en la empobrecida y afectada nación caribeña.

A raíz del asesinato “pensamos que los mercenarios podrían destruir alguna infraestructura para crear el caos en el país. Durante una conversación con el secretario de Estado de Estados Unidos y la ONU hicimos esta solicitud”, dijo a la AFP el ministro de Elecciones, Mathias Pierre.

El Departamento de Estado de Estados Unidos y el Pentágono confirmaron recibir una solicitud de “asistencia de seguridad e investigación” y dijeron que los funcionarios permanecen en contacto con Puerto Príncipe, pero no especificaron si se desplegarían tropas militares.

La ONU no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Washington había manifestado su voluntad de ayudar en la investigación de Haití, y la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, agregó el viernes que altos funcionarios del FBI y otros funcionarios se dirigirán al Caribe lo antes posible.

Pierre confirmó que la solicitud se había hecho a medida que surgían preguntas el viernes sobre quién podría haber sido el autor intelectual del audaz asesinato, con la mayoría de los miembros de un escuadrón de asesinos de colombianos y estadounidenses muertos o bajo custodia, y sin un motivo claro hecho público.

En medio de la incertidumbre, dos hombres ahora compiten por liderar el país de 11 millones de habitantes, más de la mitad de los cuales son menores de 20 años. No hay un parlamento en funcionamiento.

Después de días de parálisis en la capital, Puerto Príncipe vio el tímido regreso de la gente a las calles, la apertura de tiendas y la reanudación del transporte público el viernes por la mañana, pero bajo un manto de aprensión.

La gente se apresuró a abastecerse de artículos de primera necesidad en los supermercados y se alineó en las estaciones de servicio para comprar propano utilizado para cocinar en previsión de una mayor inestabilidad.

“No sé qué va a pasar mañana o pasado mañana en el país, así que me estoy preparando para los malos días que se avecinan”, dijo a la AFP Marjory, residente de Puerto Príncipe, mientras ella y su esposo se abastecían de suministros en un Tienda.

“Estoy dando prioridad a todo lo que puede durar muchos días”.

La violencia de las pandillas, que abunda en la nación caribeña, también se reanudó el viernes, con enfrentamientos entre grupos que paralizaron el tráfico en una carretera importante.

El aeropuerto de la ciudad, cerrado tras el ataque, parecía haber reabierto, según datos de Flightradar.

¿Asesinos a sueldo?

Pero a medida que se disipaba el impacto de la matanza, muchos exigían respuestas.

“Llegaron extranjeros al país para perpetrar este crimen. Nosotros, los haitianos, estamos consternados”, dijo a la AFP un residente de la capital.

“Necesitamos saber quién está detrás de esto, sus nombres, sus antecedentes para que se pueda hacer justicia”, agregó.

La policía ha dicho que un escuadrón de 28 miembros de colombianos y estadounidenses llevó a cabo el ataque, pero que todavía estaban buscando a sus autores intelectuales.

Los oficiales superiores de policía, directamente responsables de la seguridad de Moise, están en el banquillo y han sido citados para comparecer ante los tribunales.

Otros han especulado sobre la posible participación de agentes de seguridad en el asesinato, lo que se suma a la confusión.

“El presidente de la República, Jovenel Moise, fue asesinado por sus agentes de seguridad”, dijo el viernes el exsenador haitiano Steven Benoit en la radio Magik9.

“No fueron los colombianos quienes lo mataron. Fueron contratados por el estado haitiano”.

Caos politico

Algunos presuntos atacantes, incluidos ambos estadounidenses, han sido arrestados. Tres han muerto y al menos cinco siguen prófugos, dijeron los agentes el viernes.

Algunos de los sospechosos fueron arrestados después de irrumpir en la embajada de Taiwán, confirmó Taipei. Varios fueron exhibidos ante los medios de comunicación el jueves.

Estados Unidos ha dicho que está al tanto del arresto de ciudadanos estadounidenses, pero declinó hacer más comentarios.

Colombia dijo el viernes que se pensaba que estaban involucrados 17 ex soldados colombianos. El presidente Iván Duque ha dicho a las autoridades haitianas que Bogotá colaborará en la investigación.

El ataque ha desestabilizado aún más al país más pobre de América, plagado de inseguridad.

Haití ya estaba en medio de una crisis institucional: Moise no había organizado elecciones desde que llegó al poder a principios de 2017 y el país no ha tenido parlamento desde enero de 2020. Moise había gobernado por decreto.

Uno de los últimos actos de Moise como presidente el lunes fue nombrar un nuevo primer ministro, Ariel Henry. No había asumido el cargo cuando Moise fue asesinado.

Horas después del asesinato, el predecesor de Henry, Claude Joseph, dijo que él estaba a cargo.

Si bien la oposición ha acusado a Joseph de tomar el poder, la enviada de las Naciones Unidas a Haití, Helen La Lime, ha dicho que tenía autoridad porque Henry no había prestado juramento.

.



Source link