Estados Unidos pone en la lista negra al expresidente hondureño y a la primera dama


El gobierno de Biden designó al ex presidente hondureño Porfirio “Pepe” Lobo Sosa ya su esposa por su participación en una “corrupción significativa” mientras estaban en el cargo.

El gobierno de Biden designó el martes al ex presidente hondureño Porfirio “Pepe” Lobo Sosa ya su esposa, la ex primera dama Rosa Elena Bonilla Ávila, por su participación en “corrupción significativa” mientras estaban en el cargo, prohibiéndoles el ingreso a Estados Unidos.

El secretario de Estado, Antony Blinken, anunció las designaciones en un comunicado, y también mencionó para las prohibiciones de entrada a su hijo, Fabio Porfirio Lobo; su hija, Ambar Naydee Lobo Bonilla; y un tercer hijo de la familia Lobos identificado solo como menor de edad.

“Estas designaciones reafirman el compromiso de Estados Unidos de combatir la corrupción y el desprecio por el estado de derecho que obstaculiza el progreso en Honduras”, dijo Blinken. “El Departamento seguirá utilizando todas las herramientas disponibles para promover la rendición de cuentas de los actores corruptos y combatir la impunidad en la región y en todo el mundo”.

El departamento acusó al expresidente de aceptar sobornos de Los Cachiros, una banda narcotraficante, a cambio de favores políticos, y a Rosa Lobo por estar involucrada en una corrupción significativa a través del fraude y la malversación de fondos públicos para beneficio personal.

“Si bien sus actos de corrupción socavaron la estabilidad de las instituciones democráticas de Honduras, el ex presidente Lobo aún no ha sido condenado y Rosa Lobo ha sido liberada de la prisión en espera de un nuevo juicio”, dijo Blinken.

En 2016, se creó la Misión de Apoyo a la Lucha contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras, respaldada por la Organización de los Estados Americanos, para prevenir, investigar y sancionar actos de corrupción, que hasta diciembre de 2019 procesó a 112 personas, incluidos 80 funcionarios del gobierno, dijo el Servicio de Investigación del Congreso. en un documento.

Rosa Lobo, quien fue la primera persona enjuiciada por MACCIH, fue sentenciada a 58 años de prisión por malversación de casi $ 800,000 destinados a asistencia social, pero fue liberada el año pasado.

Lobo Sosa, quien fue presidente de 2010 a 2014, fue investigado por MACCIH desde mayo de 2019 por denuncias de lavado de dinero de la droga, según Human Rights Watch.

Sin embargo, el presidente Juan Orlando Hernández permitió que la MACCIH expirara en enero del año pasado, ya que estaba investigando más de 20 investigaciones adicionales.

Estados Unidos también ha estado examinando las conexiones políticas con las drogas de Honduras que ingresan a Estados Unidos y ha condenado a varias personas cercanas a ambas administraciones.

.



Source link