Estados Unidos llama a los piratas informáticos norcoreanos ‘los principales ladrones de bancos del mundo’


Corea del Norte fue acusada de estar detrás del hack de 2014 de una red informática interna de Sony Pictures Entertainment Inc., un audaz ataque que expuso secretos de Hollywood y destruyó datos de la empresa.

El miércoles, funcionarios estadounidenses dijeron que eso era solo el comienzo.

Al acusar a tres programadores informáticos norcoreanos por su participación en el hackeo de Sony y otros ataques a entidades bancarias, financieras, de entretenimiento y de criptomonedas globales, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos los acusó a ellos y a un grupo de conspiradores de extorsionar más de $ 1.3 mil millones en efectivo y criptomonedas.

Los ataques incluyeron el intento de robo de casi $ 1 mil millones del banco central de Bangladesh en 2016, y un año después, tomar como rehenes a dos casinos centroamericanos por más de $ 2.5 millones en rescate, según funcionarios estadounidenses.

Más recientemente, el grupo se ha centrado en robar criptomonedas, según los fiscales. Los piratas informáticos inyectaron discretamente software malicioso en su propia línea de aplicaciones de moneda digital, otorgándoles acceso a los dispositivos de sus víctimas, que incluían empresas de criptomonedas en Eslovenia e Indonesia y una empresa de servicios financieros sin nombre en Nueva York.

En total, las víctimas de la estafa de criptomonedas perdieron más de $ 100 millones, según EE. UU.

Los piratas informáticos de Corea del Norte “se han convertido en los principales ladrones de bancos del mundo”, dijo John Demers, jefe de la Devisión de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia. “En pocas palabras, el régimen se ha convertido en un sindicato criminal con una bandera, que aprovecha sus recursos estatales para robar cientos de millones de dólares”.

La acusación

Los hackers norcoreanos fueron identificados como Jon Chang Hyok, Kim Il y Park Jin Hyok. Otros norcoreanos supuestamente involucrados en la conspiración no fueron nombrados. La acusación revelada el miércoles amplía una denuncia penal que acusa a Park en 2018 por su presunta participación en una conspiración para llevar a cabo múltiples ataques cibernéticos, incluido el hack de Sony.

Frente a las sanciones globales para castigarlo por su programa de armas nucleares, Corea del Norte se ha basado en gran medida en el ciberdelito para llenar sus agotadas arcas. Había recaudado alrededor de $ 2 mil millones en 2019 a través del robo mundial de recursos del sector financiero, según el testimonio de un comité de la Cámara de Representantes de Estados Unidos en junio.

La supuesta campaña de piratería esbozada el miércoles fue parte de una operación elaborada destinada a recaudar dinero para la Oficina General de Reconocimiento de Corea del Norte, una agencia de inteligencia militar.

Pyongyang utiliza la Oficina General de Reconocimiento para ejecutar sus delitos cibernéticos, según un Panel de Expertos de las Naciones Unidas responsable de investigar la evasión de sanciones de Corea del Norte. Las unidades de piratería de la agencia se conocen como Lazarus Group y APT38.

Mientras los piratas informáticos norcoreanos atacaron instituciones de todo el mundo, desde Los Ángeles hasta Malta y Taiwán, las víctimas se vieron obligadas o sin saberlo a pagar para apuntalar al régimen norcoreano, dijo Demers.

“Según varios Estados miembros, así como los informes de fuente abierta, la República Popular Democrática de Corea sigue apuntando a proveedores de servicios de activos virtuales (por ejemplo, casas de cambio de criptomonedas) e instituciones financieras con el fin de evadir las sanciones de las Naciones Unidas”, el El panel de expertos de la ONU dijo en un informe el año pasado.

Cómplice canadiense

Para ayudar a mover su dinero, los norcoreanos supuestamente recurrieron a un hombre canadiense, Ghaleb Alaumary, quien está acusado de organizar equipos para lavar millones de dólares robados de cajeros automáticos, dijo Estados Unidos. Entre las víctimas se encontraban el BankIslami de Pakistán y un banco indio, según los fiscales.

.



Source link