El epidemiólogo de la OMS advierte una futura ‘constelación de mutaciones’