El diablo está en los detalles con la ciudad emblemática de Louis Vuitton


Louis Vuitton revela el secreto de sus artículos de cuero fino de alta calidad: el saber hacer heredado de generaciones de artesanos expertos.

Si te identificas como un aficionado a la moda, ya deberías estar familiarizado con el bolso de ciudad exclusivo de Louis Vuitton: los Capucines que amalgaman la quintaesencia de la clase, la estructura distintiva y el ADN francés de la Maison.

Desfilado por personajes como Léa Seydoux, Jessica Chastain e incluso la propia Cruella, el icónico bolso Capucines se ha convertido en un accesorio básico para la mujer moderna de este siglo. ¿La razón de su éxito? La atención de Louis Vuitton al detalle en niveles menores en cada bolso que ensamblan.

Bolso Capucines llevado por Cruella. Imagen cortesía de Disney +.

La verdad es que Louis Vuitton siempre ha sido conocido por sus artículos de lujo hechos a mano. La Casa se toma en serio su oficio, con un savoir faire consagrado transmitido de generación en generación, que se originó a mediados del siglo XIX, cuando Louis Vuitton todavía estaba diseñando baúles apilables con tapa plana para facilitar los viajes por ferrocarril y carretera.

En términos literales, savoir faire se traduce como “saber hacer”, pero Louis Vuitton va un paso más allá con su definición de la palabra. Después de todo, así es como ha logrado su formidable reputación en la industria. El savoir faire va más allá de la calidad sin concesiones y la creatividad innovadora. Es la implacable innovación de Vuitton, junto con los métodos antiguos de fabricación de bolsos, lo que ha definido su herencia.

Fijación delicada del asa al cuerpo del bolso. Cortesía de Louis Vuitton.

El bolso Capucines es atemporal y codiciado por este mismo hecho. Mire lo suficientemente cerca y verá de lo que estamos hablando: costuras a mano apenas visibles, vetas uniformes de piel, fibras conservadas y piel de becerro Taurillon sin arrugas de la más alta calidad con un grosor controlado de 2 a 2,4 mm. Además de su forma y diseño de estructura única, estas pequeñas cosas hacen que el bolso se destaque entre el mar de artículos de cuero fino que hay.

Todo esto demuestra la minuciosa cantidad de tiempo, habilidad y esfuerzo que Louis Vuitton pone en cada bolso que fabrica, junto con el amor y el respeto que todo artesano tiene por su trabajo. En última instancia, este dominio de la marroquinería mostrado por los artesanos de Louis Vuitton seguramente resistirá la prueba del tiempo.

.



Source link