Castillero asegura que sus familiares vacunados cumplen con


Marcos Castillero, presidente de la Asamblea Nacional, justificó que tres familiares cercanos recibieron la vacuna contra el Covid-19, ya que, según él, fueron tratados en cumplimiento del “estricto protocolo” establecido por el Ministerio de Salud (Minsa).

El Minsa, por cierto, no ha dicho nada hasta ahora.

Los tres familiares mencionados que ya han sido vacunados serían su prima Blanca Guerra Castillero, funcionaria de la Presidencia de la República; su cuñada Nayibeth Sánchez, quien trabaja en el proyecto de saneamiento de la bahía, y su tía Ilsa Castillero, según el sitio web de Foco Panamá.

Respecto a la tía Ilsa, Castillero asegura que fue vacunada “por pertenecer a [a] grupo de riesgo “, según un comunicado difundido la noche del martes 23 de febrero en sus redes sociales. En cuanto a la prima y la cuñada, sostiene que otros trabajadores que se encuentran” en condiciones similares “a las dos han ya ha sido vacunado.

El Minsa diseñó una estrategia de vacunación, en la que la fase 1 (la única que se ha realizado hasta el momento) incluye a los trabajadores de salud y personal de apoyo en primera línea, en el sistema público y privado; mayores de 60 años encamados o en hogares de ancianos; personal de la fuerza pública, Sinaproc y Bomberos, entre otros, y personas con discapacidad certificadas por el Senado.

No está claro cuál de estos grupos encajaría con los tres familiares del vicepresidente, ya que hasta ahora las personas no han sido vacunadas “por pertenecer a un grupo de riesgo”, salvo que estén encamadas, o trabajadores de la Presidencia de la República o el proyecto de saneamiento de la bahía. Este último, aunque depende del Minsa, no cuenta con personal médico “en primera línea”.

Castillero sostiene que respeta el proceso de vacunación y que esperará su turno. También anunció que estudia posibles acciones legales por la nota de Foco Panamá.

El hecho ha sido muy criticado, incluso dentro del partido gobernante PRD, grupo al que pertenece Castillero.

Luis Cruz, socio de Castillero, pidió que se respeten las fases de vacunación establecidas por el Minsa.

“Mi madre tiene 80 años, es diabética, hipertensa, ya está postrada en cama y aún no ha sido vacunada. Espero que la vacunen, pero no porque sea mi madre, sino porque cumple con todos los requisitos. Y en mi caso, espero ser el último panameño en vacunarse y sobre todo cuando se hayan vacunado todos los grupos vulnerables. A todos nos gustaría vacunarnos, pero hay prioridades y hay que respetar las fases ”, dijo Cruz.

El diputado independiente Juan Diego Vásquez advirtió que ser diputado no debe ser un “obstáculo” ni un “impulso” para vacunarse.

“Aquí hay un colega, el diputado [Mayín] Correa, que creo que tiene 84 años, y siendo diputada, ¿no la vamos a vacunar? Por supuesto no. Si ella entra en una etapa a su vez, vacúnela. Pero que ser diputado no es un impulso ni un impedimento para recibir la vacuna. Aquí hay diputados con enfermedades crónicas. Por ejemplo, yo soy el más joven de todos, al contrario, quiero ser el último panameño en vacunarse. Me considero sano, no tengo ninguna razón y ser diputado no puede ser motivo para vacunarme antes ”, remarcó.

.



Source link