10 consejos para crear un paisaje de fácil cuidado que no necesitará


Ahora tendrá más tiempo para relajarse en su jardín.

Cuando se concentra en hacer un paisaje de fácil cuidado, eso significa que tendrá más tiempo para relajarse en su espacio al aire libre porque tendrá menos trabajo en el jardín que hacer. Estos sencillos consejos de diseño de jardines lo ayudarán a mantener el mantenimiento al mínimo, al mismo tiempo que crearán un hermoso paisaje que disfrutará a lo largo de las estaciones.

Conozca su sitio

Tómese el tiempo para conocer realmente el clima, la luz y las condiciones del suelo de su sitio. Cuando las plantas se combinan con las condiciones de crecimiento deseadas, necesitarán mucha menos ayuda de su parte para prosperar. Entonces, si tiene un suelo arenoso de drenaje rápido que se hornea a pleno sol, por ejemplo, plante variedades tolerantes a la sequía y al calor. Los espacios sombreados y húmedos requerirán una paleta diferente de plantas.

Hacer un plan maestro

Los paisajes exitosos a menudo comienzan con un plan bien pensado. Incluso un simple boceto de su propiedad será suficiente. Incluya cualquier estructura, árboles y arbustos existentes y elementos del jardín. Agregue áreas de estar al aire libre, caminos para acceder a esas áreas y otros elementos, como un juego de columpios o un huerto. No dude en incluir áreas que no está listo para instalar pero que le gustaría construir en el futuro. El plan maestro será esencial para ilustrar cómo su paisaje se unirá con el tiempo.

Elija árboles y arbustos

A veces llamados los “huesos” de un paisaje, los árboles y arbustos tienen una gran presencia que aumenta con el tiempo. Estas plantas leñosas de larga duración pueden proporcionar décadas de flores, fragancias y follaje colorido con un mantenimiento anual mínimo. Al hacer sus elecciones, busque variedades que tengan características que brinden interés durante todo el año, como flores de primavera, frutas de verano, follaje de otoño colorido y una corteza interesante para alegrar el invierno.

Confíe en las plantas nativas

La belleza del paisajismo con plantas nativas es que estas variedades probablemente estén acostumbradas al clima y las condiciones del suelo en su área. Asegúrese de colocar la planta en su exposición preferida al sol, y estará en camino hacia un jardín sin problemas que prospera año tras año. Además, estas plantas son las mejores para apoyar a los polinizadores y otros animales silvestres beneficiosos.

Enfoque sus esfuerzos

Concéntrese en crear una o dos áreas de jardín clave que ofrezcan impacto, en lugar de colocar varias camas y bordes en todos los rincones de su propiedad. Un borde de plantas perennes y arbustos a lo largo de su pasillo delantero o cerca de la puerta principal de su casa siempre es una buena opción. El área que rodea su porche, terraza o patio también es un gran lugar para la jardinería.

Es probable que visite estos espacios con frecuencia y disfrute de los frutos de su trabajo, pero antes de sentarse a disfrutar de su hermoso paisaje, aplique una capa de Bug Botanist Repellent Spritz para asegurarse de que no será un bocadillo para los mosquitos. La fórmula a base de plantas está hecha con una mezcla eficaz de seis aceites esenciales.

Agrupar plantas similares juntas

Agrupe plantas con necesidades similares. Agrupar los recipientes simplifica el riego, además de que permite que las macetas se sombreen entre sí, lo que reduce el riego. En el jardín, plantar en grupos de números impares y repetir esas plantas a lo largo de sus camas es lo más agradable a la vista.

Instalar un borde

Rodee los bordes de los arbustos, las camas perennes, los huertos y otros espacios del jardín con un borde. Esto podría ser tan simple como un borde con pala que separa el césped de sus camas de plantación. O use bordes de metal, piedra o ladrillo para crear un borde duradero. Un borde de cama definido juega dos papeles importantes en el paisaje. Proporciona un acabado limpio para las áreas de su jardín y evita que la hierba y otras malezas se arrastren.

Manta el suelo

El suelo desnudo es una invitación para que las malezas se muevan. Una cubierta vegetal exuberante, como el tomillo rastrero fácil de cultivar o el sedum de bajo crecimiento, agrega color y textura debajo de plantas perennes y arbustos mientras ayuda a evitar que las semillas de malezas germinen. Una capa de 2 a 3 pulgadas de espesor de mantillo de madera triturada, cáscaras de cacao o paja de pino también ayuda a reducir el crecimiento de malezas.

Planificar la poda

Si se asegura de recortar sus plantas al menos una vez al año, se ahorrará una molestia mayor en el futuro cuando un arbusto o una enredadera demasiado crecidos requieran una acción drástica. Algunas plantas requieren más poda que otras, así que tenga esto en cuenta también en sus selecciones. El mejor momento para podar árboles y arbustos en flor es justo después de que florezcan. Pode los árboles de sombra y los árboles de hoja perenne a mediados o finales de la primavera.

Agregue mucho abono

Rico en nutrientes que las plantas necesitan para prosperar, el compost es una adición esencial para casi cualquier jardín. Ayuda a mantener las plantas sanas y las plantas sanas son más fáciles de cuidar. Busque compost de calidad a través de su municipio o centro de jardinería local, o puede comenzar su propio contenedor de compost.

.



Source link